Regino Pedroso
17 de Diciembre de 2019 | Lecturas
Imprimir E-mail

Begoña ha viajado hasta La Habana para entrevistarse con la heredera del poeta cubano Regino Pedroso, cuya obra nos fue presentada por su viuda, Petra Ballagas, en nuestro primer viaje a Cuba, en 1991. Siempre nos ha interesado mucho, y desde entonces hemos podido conocerla más a fondo.

Regino Pedroso (1896-1983) es autor, entre otros libros, de los poemarios titulados Nosotros y El ciruelo de Yuan Pei Fu. El poeta Luis Antonio de Villena, en una reseña publicada con motivo de la reedición de esta última obra en 2011, le dedicaba un cariñoso artículo que comenzaba así: «Creo que no se conoce mucho en España a un muy singular y más que notable poeta cubano, que fue singular ya desde su propia persona, Regino Pedroso (1896-1983). Pedroso era una muy cubana mezcla de blanco, negro y chino. Nació cuando Cuba era aún española y murió  con 86 años en pleno castrismo, cerca y lejos. Porque fue amigo y no del todo del poeta oficial, muchos años, Nicolás Guillén. Empezó en los coletazos últimos del modernismo,gustaba de lo lujoso y sonoro y era un trabajador humilde y autodidacta, pero en 1933 (y en el «Diario de la Marina» que era el periódico -culto- más de derechas de la isla) publicó su «Salutación fraterna al taller mecánico» que suele considerarse como el poema inaugural de la poesía social y de protesta en Cuba, entonces bajo la dictadura de Gerardo Machado…».

La fotografía, de Begoña Lobo, corresponde al despacho del poeta, conservado en su casa-museo, donde se preserva la biblioteca personal de Regino, así como originales de sus obras y numerosos documentos gráficos.